Los piojos no vuelan

Ya hemos cogido el ritmo del colegio durante este último mes, y los pequeños y no tan pequeños de la casa se han reencontrado con sus amiguitos tras el verano, pero lo que es más, y es inevitable, se han reencontrado con los temidos...PIOJOS. Si, a estas alturas ya nos ha llegado la hojita del colegio informándonos de su presencia en las aulas.

La liendre es el huevo del piojo, tienen un color blanquecino, que a simple vista puede parecer caspa, pero se diferencia de esta, porque las liendres se quedan pegadas al cabello, mientras que la caspa al sacudir se cae. Las liendres necesitan 10 días para convertirse en ninfa (piojo pequeño) y éstas otros 10 días para “digievolucionar” a piojo adulto. Los pijos son grisáceos, y pueden poner más de 100 huevos, viven en nuestras cabezas entre 20 y 50 días, pero ojo, fuera de ellas sin sangre (su alimento) mueren como mucho en 48 horas.

Si quieres localizarlos, es más frecuente encontrarlo detrás de las orejas y en la nuca, y con el cabello mojado es más sencillo porque se mueven más despacito (si como la canción), ya hablaremos de porqué. No siempre se presentan con picores, pero cuando éstos aparecen, es porque la infestación ya lleva días en la cabeza de la víctima.

Generalmente las liendres llenas son blanquecinas y están pegadas al cuero cabelludo, las vacías son traslúcidas y suelen estar pegadas al cabello pero no al cuero cabelludo, porque tardan como hemos dicho algunos días en eclosionar y el cabello va creciendo en ese tiempo.